Hemos escuchado muchas historias a lo largo de nuestra vida que nos han dejado moralejas, enseñanzas importantes. La verdad es que muchas de estas se olvidan fácilmente, pero en esta ocasión traemos la historia de una persona que fue grande pero que por su desobediencia a Dios terminó en derrota.

 

Veamos lo que dice la Biblia:

"Y arreciando la batalla contra Saúl,  le alcanzaron los flecheros,  y fue herido por los flecheros." 1 Crónicas 10:3 

¿Quieres este FINAL para ti?

Saúl fue una persona con un carácter defectuoso  desde su origen. El pueblo de Israel clamaba a Dios por tener una persona que estuviera al frente de ellos, un rey, así como lo tenían las demás naciones. Israel era un pueblo que había sido dirigido hasta entonces por el Dios Omnipotente, salvándolo y entregándole enormes victorias desde su liberación de la esclavitud en Egipto. Así que desde el principio el reinado de Saúl nunca fue la mejor apuesta de parte de Dios.

Dios a pesar de no estar de acuerdo, levantó un hombre que ante la vista del pueblo sería una persona prominente, sin embargo, con un carácter defectuoso (¿diferente a nuestros dias?). Saúl no fue siempre una persona espiritual, una persona que buscara la dirección de Dios; fue más bien alguien que se guiaba por lo que decían los demás, tanto es así que ofendió a Dios haciendo cosas que él no le mandaba, se desarrolló como desobediente, que hacía sacrificios cuando no le correspondía, que tomaba decisiones cuando Dios no las aprobaba, que no seguía los consejos sabios de la persona espiritual que Dios había puesto a su alrededor, Samuel, el profeta de quién dice la Biblia "nunca cayeron sus palabras en tierra porque el Señor estaba con él".

En este pasaje de las Sagradas Escrituras, nos enteramos del triste final de este rey, que negó su obediencia a Dios, asi como muchos que viven guiados por sus propios razonamientos y obvian la Palabra del Altísimo, la cual es luz que ilumina nuestro camino. Saúl fue alcanzado por sus enemigos, herido al punto que él mismo terminó traspasándose con su propia espada, porque el Todopoderoso ya NO estaba con él, porque cuando tu NO quieres estar con una persona, ella tarde o temprano se terminará alejando de tí, asi es!.

Hoy te invito a alejarte del terrible final del rey Saul, invitando a Jesucristo entrar en tu vida, para que contemples el sabio caminar por este mundo y seas lleno de la gracia y el amor de un Dios que nos ama y que desea guiarnos por la senda de la justicia y la verdad, con recompensas terrenales y, mejor aún, celestiales.

 

🙏Oro para que esta GOTA DE VIDA sea de bendición para ti.

🔥Dios te bendiga y te guarde, recuerda que Jesucristo viene ya y que ¡Jesucristo sí te ama!♥️

Tu hermano en Cristo Carlos Andrés Ruíz